Educación y arquitectura

  • 12 Feb 2018

La educación hoy en día se enfrenta a un gran reto. Los colegios tienen que cumplir con la importante función de educar a los niños, los niños de la actualidad. Un mundo tan complejo como el actual no se resuelve con un solo modo de dar clases, las clases magistrales tienen muchos elementos de desmotivación y absentismo. [1]

En las pedagogías innovadoras el niño ha pasado de sujeto pasivo a sujeto activo, se escucha al niño, el trabajo es colaborativo, se potencia que el niño experimente y se da mucho valor a la imaginación.

Los niños aprenden vía interacción con el entorno, comienzan a entenderse por su contacto con el mundo físico y social. A diferencia del mundo de los adultos, el mundo físico refleja sus manipulaciones y ofrece un dominio particularmente valioso para desarrollar un sentido de sí mismo [2].

La importancia pedagógica del entorno cobra protagonismo a partir de este enfoque que considera la capacidad y autonomía del niño en la propia construcción del conocimiento, lo que permite el desarrollo de sus iniciativas en libertad. [3]

 

 

Educación y arquitectura

 

Sin embargo, estas "pedagogías activas" no se han adoptado de manera general; hoy la educación no siempre está en sintonía con los tiempos que vivimos. Dependiendo de las diferentes circunstancias socioculturales, la educación de nuestros hijos es diferente, lo que en el futuro influirá en que tengan más o menos recursos para desarrollarse en la vida.

La ONU define 15 objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. De estos 15 objetivos hay que resaltar el Objetivo 4, donde se establece la necesidad de contar con una educación de calidad. Además, este proyecto también integra otros 4 de los objetivos de la ONU: Salud y bienestar (3), ciudades y comunidades sostenible (11), producción y consumo responsables (12) y acción por el clima (13).

 

 

La arquitectura tendrá gran impacto en el cumplimiento de estos objetivos, tanto en su faceta material y espacial como en que es decisiva en relación a la calidad ambiental de los espacios interiores.

 

[1] Adrian Cordellat. La revolución pedagógica en la escuela. Educar Hoy. (December 2016)

[2]  Hart, R. Children’s participation: The theory and practice of involving young citizens in community development and environmental care. London: Earthscan. (1997).

[3] Clara Eslava “Environment and Education: An Invisible Tissue. A Journey from the City to the Classroom”. Universidad Antonio de Nebrija